Resaca - "cha" y "tee" Chay

Índice
Chay
el Pan
Té verde
Yogur
cuajada
Te Negro
Casqueria
Bronquitis
Contamina
IntoxSetas
Griego
Queso
Tomate
Pimientos
Lumbago
Hierro
Resaca
Proteinas
FOTOS
SIDA
Analisis Sangre
Burnout
  
                                                    imagen 
           Cómo prevenir y combatir la resaca
 
Salir de fiesta con las amistades y tomar unas copas es un divertimento socialmente aceptado, que en muchas ocasiones puede tener consecuencias muy molestas. La resaca del día después es un trastorno que se manifiesta de muchas formas pero que se puede combatir y prevenir. ¿Quieres saber cómo?  

   ¿ Qué es la resaca ? 
Se conoce con el nombre de resaca el trastorno leve que se puede presentar después de haber consumido bebidas alcohólicas. El organismo se protege de la intoxicación y segrega unas enzimas que metabolizan y desechan las toxinas. Sin embargo, cuando los niveles de sustancias tóxicas son excesivos, la capacidad del organismo para metabolizar es menor y se producen los síntomas clásicos de resaca.
 
El alcohol se absorbe de inmediato y alcanza los niveles máximos en sangre entre 20 y 120 minutos después. En el proceso metabólico del alcohol se produce una disminución de la glucosa, que puede producir debilidad y agotamiento físico. Las personas que ingieren alcohol en dosis elevadas pueden presentar distintos grados de deshidratación debido a su efecto diurético.  

SINTOMAS
Los síntomas son muy diversos y pueden variar de una persona a otra. Lo común es un terrible dolor de cabeza, que puede ir acompañado de mareos, diarrea, visión borrosa, dolor muscular, disminución de la sensación de hambre y un malestar general, que en algunas personas puede llegar a manifestarse en forma de náuseas y vómitos.  

¿ POR QUÉ SE PRODUCE ?
El dolor de cabeza resulta de la dilatación de los vasos sanguíneos, de la disminución de la glucosa en sangre y del efecto que producen algunas sustancias vasodilatadoras (tiramina e histamina) en el organismo.
 
El consumo de bebidas alcohólicas de baja calidad (el temido "garrafón") es otro factor que favorece la resaca, así como la mezcla de diferentes combinados. Estas prácticas lesionan la mucosa del estómago (por la acción del etanol, principal componente de las bebidas alcohólicas) y causan molestas gástricas de distinta consideración.  
  
También la ingesta de cierto tipo de bebidas -las más oscuras como el brandy o el vino de garrafa- puede provocar resaca, ya que contienen sustancias tóxicas derivadas del proceso de fermentación que, además de dar sabor y color a la bebida, influyen en el desencadenamiento de la resaca y en padecer un mayor dolor de cabeza.

En cambio, las bebidas alcohólicas más caras se elaboran tras un proceso muy riguroso de destilación que filtra un elevado porcentaje de esas sustancias. Algunos de estos licores se destilan de tres a cuatro veces, con lo que el peligro de sufrir resaca es menor.  

¿ CÓMO REMEDIAR LA RESACA ? 
Los remedios contra la resaca sólo atenúan los síntomas y son muy diversos:
 
- Cuando el dolor de cabeza es muy fuerte los analgésicos pueden ser un buen aliado.     
- Una ducha caliente que finalice con agua fría estimulará la circulación sanguínea y ayudará a eliminar las toxinas. 
- Los alimentos y bebidas ricos en fructosa son recomendables porque ayudan a eliminar el alcohol del organismo con mayor rapidez. Además, los zumos de frutas favorecen la reposición de vitaminas que se han perdido con las copas. 
- Se debe consumir gran cantidad de agua para prevenir la deshidratación. 
- No es recomendable forzar al estómago. Lo mejor es comer platos suaves, como arroz, pescado hervido o consomé, que están indicados para reponer las sales y el potasio que se han reducido por el consumo de alcohol. 
- Descansar es fundamental para remediar la resaca. Pasear al aire libre ayuda a combatir los mareos. Normalmente su efecto desaparece en las 24 horas siguientes al consumo de las bebidas.

¿ CÓMO PREVENIR LA RESACA ? 
Algunas medidas para prevenir la resaca son las siguientes:
 
- Evitar la ingesta de bebidas con el estómago vacío. Cuando más lleno esté el estómago, más tardará el alcohol en llegar a la sangre.
- Beber en pequeñas cantidades. Se recomienda beber en pequeñas dosis y acompañarlas siempre con algo de comida, preferiblemente alimentos calóricos, ricos en glucosa o grasos. 
i- Alternar bebidas alcohólicas con otras sin alcohol para evitar la deshidratación.
- Beber con moderación. El hígado metaboliza unos 25 gramos de alcohol a la hora, por lo que si tomamos 125 gramos de alcohol (una botella de vino), éste circulará al menos durante 5 horas por nuestra sangre.
- Evitar las bebidas más oscuras que contienen congéneres, como el coñac, brandy, whisky o vino tinto. Causan una mayor resaca que otras bebidas.
- Mujeres y ancianos deben tener especial precaución, ya que su capacidad de metabolizar el alcohol es menor. Está totalmente contraindicado en embarazadas. 

Remedios Caseros
 * Para prevenir los efectos de la resaca, tómate un caldo o sopa de cebolla antes de irte a la cama. 
 * Un truco verdaderamente efectivo contra la resaca es el siguiente: mastica lentamente varios granos de café y luego trágatelos.
 * Si te levantas con una resaca monumental, lo mejor que puedes hacer es beber un caldo con poca grasa, pero bien salado y bebe después abundante agua mineral. Esto colmará las necesidades corporales de sal y líquido después del paso del alcohol.  

ANTES: ACEITE Y AZÚCAR   
 - Antes de ingerir alcohol. procura tomarte dos cucharadas soperas de aceite de oliva, y después dos cucharadas de azúcar, es importante hacerlo por este orden. Espera unos minutos y bébete un buen vaso de agua.
 
PIÑA Y ALCAHOFAS
Mezcla en la batidora medio vaso de aceite de oliva, una rodaja de piña (puede ser en almíbar) tres corazones de alcachofas (valen en conserva) y dos cucharadas soperas de leticina de soja (en herboristerías). Bátelo suavemente y mételo en un recipiente dentro del frigorífico. Puedes tomar una cucharada antes de salir de copas y otra al día siguiente, cuando te levantes. 

AGUA Y BERENJENAS  
Pon medio litro de agua en un recipiente y añade una berenjena cortada en rodajas de tamaño mediano y tres cucharadas de azúcar
Hierve la mezcla a fuego lento durante 20 minutos aproximandamente y déjalo reposar. Toma este agua al día siguiente, es decir cuando tengas resaca. Para combatirla adecuadamente procura beber la mitad de un vaso mediano cada tres horas; hazlo despacio y a pequeños sorbos. Verás cómo se reduce el dolor de cabeza.  
   
 Efectos fisiológicos del abuso del alcohol y experimentos para evitar los daños a la mañana siguiente.- Prácticamente todos nos hemos despertado alguna vez con una resaca que nos hace sentirnos como el insecto kafkiano Gregorio Samsa; una sed inextinguible, un dolor de cabeza que retumba, pulso de maraquero, náusea, fotofobia... Lo cual en principio resulta curioso si lo ponemos en el contexto de lo que ha avanzado el conocimiento biomédico hasta nuestros días; si podemos hacer trasplantes de órganos, fertilizaciones in vitro, y estamos ahora, gracias a la ingeniería genética, acercándonos a modificar incluso a los seres humanos antes de que éstos nazcan, ¿por qué no hay un remedio de la ciencia para hacer más amena la mañana posterior a la pachanga? 

Solución a la resaca no la hay; pero sí se ha hecho mucha investigación acerca de los efectos del alcohol sobre el organismo, y al analizarlos, se cuelan algunos datos que podrían hacer la cruz del bebedor más llevadera. En un número especial de la revista británica New Scientist (www.newscientist.com/alcohol) previo a la proverbial pachanga del fin del milenio ­y cruda que la acompañó­, se reportó lo que una esforzada docena de voluntarios averiguaron al echar mano de dichos datos, alentados claro por un puro afán científico y la altruista misión de hacer más llevaderas las curdas de la humanidad. Los intrépidos investigadores accedieron a ponerse hasta las manitas cuatro fines de semana consecutivos y curarse la curda con remedios distintos; aquí teneis sus hallazgos.  
 
 Beber agua
La deshidratación es la consecuencia mejor documentada del consumo de alcohol, por lo que en su primera cruda experimental todos los voluntarios bebieron cerca de medio litro de agua. El alcohol etílico (o etanol) es una sustancia diurética, por lo que ocasiona que se deseche más agua de la que se consume. Actúa en el cerebro sobre la glándula pituitaria y bloquea la producción de la hormona vasopresina, que hace que los riñones reabsorban gran parte del agua filtrada antes de que llegue a la vejiga. Una vez apagado este switch hormonal, nuestro chorrito de orina cobra dimensiones torrenciales. 

Para combatir esta falta de líquido, el cuerpo junta toda el agua disponible en el organismo. En el cerebro esta repentina sequía ocasiona que este órgano se encoja ligera y temporalmente. El cerebro mismo no tiene receptores de dolor, pero al retraerse arruga a la dura madre, una membrana situada entre el cerebro y el cráneo, y ésta sí cuenta con receptores de dolor. Se especula que la falta de agua es la que causa el dolor de cabeza, y probablemente también este mecanismo subyace a otros dolores corporales previos al Alka-Seltzer.   

Sin embargo, como los voluntarios y sin duda varios de los lectores de esta página han constatado, el agua sola no hace gran diferencia. Y es que el exceso de visitas al baño no sólo hace que perdamos líquido, sino también gran cantidad de sales y minerales. El sodio y el potasio, por ejemplo, son esenciales para el correcto funcionamiento muscular. Ciertos desbalances químicos ocasionados por la falta de sales en el cuerpo podrían explicar varios síntomas como el dolor de cabeza, la náusea y la fatiga.   

Además, el alcohol también arrasa con nuestras reservas de azúcar, por lo que al día siguiente estamos un poco hipoglucémicos. Lo hace al inducir la conversión de glucógeno en glucosa en el hígado, y este azúcar también es eliminado en la orina.
  

Agua con sales y azúcares 
Los crudos experimentales, tomando en cuenta lo anterior, decidieron evitar la segunda resaca al tomar bebidas deportivas del tipo del Gatorade antes de irse a la cama, pues éstas proporcionan tanto sales como azúcares. La diferencia con respecto al agua sola no fue muy importante; al día siguiente algunos incluso se quejaron de que no sólo estaban curdos sino inflados por el gas del refresco, lo cual no les resultaba muy agradable.  

N-acetil-cisteína  
El tercer remedio fue la n-acetil-cisteína (NAC), un aminoácido que se vende como suplemento alimenticio en tiendas naturistas. Todos concordaron en que la NAC era una solución genial. Se piensa que la NAC funciona al inutilizar los compuestos químicos dañinos conocidos como radicales libres, mismos que se acumulan en el hígado como producto de la degradación del alcohol. Los radicales libres generalmente son capturados por el glutatión, pero después de una parranda, las reservas de esta enzima se ven muy disminuidas. La NAC ayuda pues posee mucha cisteína, que es parte activa del glutatión; al haber suficiente cisteína, el glutatión hace su labor sin problemas. Y este descubrimiento brinda sustento científico a algunos de los remedios tradicionales de la cruda, tales como ostiones y los huevos fritos, pues ambos son ricos en cisteína. 

Más alcohol     
El último remedio probado también se conoce popularmente desde hace mucho tiempo: un trago de alcohol justo al despertar. La explicación científica de este remedio puede ser que lo más macabro de la cruda comienza cuando el cuerpo en realidad ya se deshizo del etanol y comienza a dar cuenta de su primo cercano el metanol; este otro alcohol es un contaminante localizado con frecuencia en pequeñas concentraciones en ciertas bebidas de escasa calidad. El hígado arregla el desorden doméstico en estricta secuencia; primero da cuenta del etanol y después se ocupa del metanol y otras impurezas. Pero la degradación del metanol tiene un as bajo la manga, pues entre otros compuestos resulta en la producción de ácido fórmico, que se piensa puede ser el causante de varios males (acaso, como su nombre indica, ¿también de algunos casos de hormigueo?). La adición de más alcohol al torrente sanguíneo la mañana de la resaca funciona pues el hígado de nueva cuenta se encarga de éste y no del metanol, con lo que se deja de producir ácido fórmico; pero el remedio es pasajero, pues eventualmente se reiniciará la degradación del metanol. 
 
 Al final del experimento, los voluntarios estuvieron de acuerdo en que no hay una cura universal. Así pues, los habitantes del siglo 21 tendremos que seguir confiando en los remedios tradicionales y algunos de los que he citado aquí para hacer más llevadera la mañana posterior a una gran pachanga; para muchos el mejor remedio siempre seguirá siendo la moderación, pues imagino que habrá pocos dispuestos a optar por la verdadera cura universal: no beber en absoluto.
 
 
 Otros remedios 
 - Ir a la sauna y sudar la resaca
 - Una tostada con miel
 - Tomar una cerveza por la mañana 
 - Beber mucho agua
 - Un vaso con zumo de tomate con un ojo de oveja en vinagre (remedio mongol)  
 - Una infusión de hierbas con ginseng  
 - Frotarse medio limón en cada axila  
 - Clavando 13 alfileres de cabeza negra en el corcho de la botella que haya causado la resaca (remedio utilizado en Haití)
 - Tomar un arenque en vinagre y una cerveza fría (remedio finlandés) . 
                                                       imagen 
imagen
             Ideas para un fin de semana espeluznante...Ideas para un fin de semana espeluznante...
imagen